Inconvenientes de la Vida Pública

Vida pública

¿Es nuestra vida privada?, o ¿hemos hecho de nuestra vida un evento público donde todo lo queremos compartir?

Se entiende por vida pública, a la de aquellas personas que denominamos “personajes públicos”, por ejemplo, estrellas de cine, de televisión, celebridades, mandatarios, deportistas, cantantes, etc. Por el rol que cumplen en la sociedad, las empresas difusoras de noticias están muy al pendiente de cada paso que dan, si les va bien, si les va mal, si salen, si entran, si se casan, desde las cosas más importantes y loables que realizan, hasta las más estúpidas o ridículas, todo es “noticia”.

En el caso de los mandatarios estés atento a lo que hacen, porque puede que sus decisiones te afecten directamente. Cuando se trata de una celebridad del espectáculo, quieres saber qué sucede con tus personajes favoritos y llegas a tenerles cariño. También podría interesarte qué ha hecho recientemente tu coach o tu empresario favorito, en fin, son personas que de una u otra forma se deben a su público, a su fama y a la acogida que tengan dentro de su grupo de  seguidores.

Entonces, ser famosos es conveniente para ellos porque ese es su trabajo y sus ingresos dependen de su fama. Así que tratan de lidiar con los pro y los contra de ser personajes públicos. Hay una frase que dice “la publicidad buena o mala, es publicidad”.

Pero no todos están felices de llevar este tipo de vidas, sobre todo ocurre con las generaciones de los hijos de estos famosos, muchos afirman que “ellos no pidieron ser quienes son, no tienen privacidad y tienen la carga de hacer quedar bien a sus padres”.

Vida Pública en la Actualidad

Ahora, con la evolución de la tecnología y la aparición de las redes sociales, muchos han conseguido acceder a una vida relativamente pública, que no les exige años de estudio o preparación, ni ser de una importante familia, tampoco ser un político o cantante o deportista.

Muchos han desarrollado una vanidad al querer demostrar una vida “perfecta”, donde todo es amor, felicidad, prosperidad, o se abren espacios donde las personas pueden enseñar a otros sus hablidades, o comentar y compartir sus gustos, y esto ha abierto un abanico inmenso de alternativas para “crear contenido que puedas compartir con los demás.

Quizás no seas una estrella de rock o una reina o un presidente, pero si puedes tener un gran público y lo hace más atractivo que no necesitas ni siquiera, convocarlos a todos n un mismo local, sino que tienes a todo el mundo al alcance de un clic, también tienes la posibilidad de compartir todo lo que desees, aquí si que “el límite es el cielo”

Para muchos ha sido una oportunidad que de generar ingresos al compartir su contenido, haciendo lo que les gusta y disfrutando de “su momento de gloria”.